somostelam

Distintos gobernadores se reunieron esta semana con Guillermo Francos, el flamante jefe de Gabinete, en la ciudad de Buenos Aires, para reabrir el diálogo y que la Nación invierta en obras públicas en las provincias, donde algunas quedaron a la mitad.

Todos los distritos vienen reclamando al Gobierno que reanude las obras, prácticamente paralizadas desde diciembre, cuando Javier Milei asumió como presidente.

El gobernador cordobés, Martín Llaryora, se reunió con Francos este miércoles en Casa Rosada, donde conversaron sobre varios temas de la gestión provincial, entre los cuales se destacó la obra pública, contó el mandatario en una publicación en la red social X.

“Propusimos que ciertas obras se transfieran a la Provincia para terminarlas, y que algunas de ellas precisarían del acceso al financiamiento internacional. Por eso acordamos que los equipos técnicos provinciales se reúnan con sus pares nacionales para comenzar a trabajar”, dijo en su perfil de X.

Otro mandatario convocado a la Rosada fue el neuquino Rolando Figueroa. Tras el encuentro, relató que la reunión fue para definir las obras de Nación que van a tener continuidad.
“Estamos reactivando obras en todas las regiones priorizando la salud, educación, seguridad, servicios y conectividad vial”, indicó.

El lunes, el gobernador de Entre Ríos, Rogelio Frigerio, también firmó un convenio con el Jefe de Gabinete “para ordenar y priorizar la obra pública nacional”, afirmó en sus redes.
Explicó que ya se pusieron en marcha las obras provinciales y que con el acuerdo se va a “poder establecer qué obras financiadas por Nación tienen que reactivarse primero y cuáles pasarán a la órbita del gobierno provincial”.

La saga siguió ya que el martes, fue el ministro de Economía, Luis Caputo, quien recibió a un gobernador, el de Jujuy, Carlos Sadir. Además de hablar sobre las deudas que tiene la provincia con el fondo fiduciario de desarrollo, pidió que se acelere la firma del convenio entre Jujuy y su ministerio para que el Tren Solar de la Quebrada pueda circular, vender boletos y terminar con todos esos trámites.

El gobernador de Jujuy con el ministro de Economía. Foto X@carlossadirjuy

“Por otro lado, entre los proyectos que le presenté para Jujuy, está la construcción de un dique sobre el Río Grande inferior que está a la altura de San Juancito, para el cual necesitamos que el gobierno nacional nos autorice un financiamiento con el BID”, explicó Sadir.

En tanto, el ministro de Obras Públicas de Santa Fe, Lisandro Enrico, confía en que la semana que viene puede acordar con el gobierno nacional la continuidad de obras públicas ya iniciadas con recursos nacionales que se encuentran paralizadas desde fines de 2023. En caso de poder pactar la continuidad de las obras, Francos debería firmar el acuerdo con el gobernador santafesino Maximiliano Pullaro.

Las obras a las que refirió el ministro santafesino son las ampliaciones de las plantas potabilizadoras de ASSA de Santa Fe y Rosario, el tendido del acueducto San Javier – Tostado, una planta potabilizadora en Rafaela, la estabilización de la cascada Los Saladillos en el límite entre Rosario y Villa Gobernador Gálvez. Además, también son prioridad las reparaciones de algunos tramos de rutas nacionales, como por ejemplo de la ruta 11, detalló el diario El Litoral.

El chaqueño Leandro Zdero también fue convocado a la Rosada esta semana. “Iremos paso a paso, ordenando el descalabro financiero heredado; para buscar la culminación de obras de acuerdo a los recursos financieros”, dijo tras ver a Francos.
Sobre la siguación en Chaco, el diputado provincial Santiago Pérez Pons, del Bloque Justicialista, publicó un video en sus redes sociales describiendo la situación de la obra pública en el distrito norteño.

El legislador chaqueño hizo referencia a que la obra pública en su provincia está pausada hace seis meses: “Pausar la obra pública es pausar la educación, la seguridad, la salud y el trabajo. Hay 14.000 familias que se quedaron sin trabajo. 14.000 obreros que se quedaron sin trabajo”.
Perez Pons dio el ejemplo de la obra pausada en la Ruta Provincial 30 en Laguna Limpia: “Levantar estas obras, si es que las levantan, va a costar más inversión y más trabajo”.

La intención del Gobierno es traspasar a las provincias obras que aún no se concretaron, tales como rutas nacionales, puentes, obras hídricas y toda refacción de infraestructura.
Las reuniones se dan mientras aún está pendiente de tratamiento en el Senado la Ley Bases.