La Provincia

El asesino de Alex puede ser condenado a perpetua

El productor agropecuario, criador de caballos y dueño de una agencia de lotería, está acusado de homicidio agravado con alevosía por la muerte de Alex Campo.

Alex Juan Carlos Campo tenía apenas 16 años y fue muerto por Sánchez en un campo de Cañuelas, a cinco kilómetros de la ruta 205. Tenía un gran hematoma en el lado izquierdo de su abdomen, una mancha morada que le llegaba al estómago, producto de que el productor lo atropelló con su camioneta 4×4 Dodge.

La autopsia entregó que en la parte trasera del cráneo había una lesión en perfecta línea recta, una hendidura, con otra herida en la frente, profunda.

Sánchez, de 57 años, lo atropelló con su Dodge Ram. El joven estaba en un campo vacío para cazar liebres con perros galgos y sin gomeras. Aunque en varios medios de comunicación trascendió que sí las tenían, familiares y amigos aseguraron que no. Esta actividad es algo normal en las estancias de la zona.

Los pibes vieron al hombre acelerar contra ellos. Creyeron que frenaría. Pero no lo hizo. Sánchez aceleró, Alex se tropezó con uno de los perros y cayó. Allí el estanciero no atropelló sin misericordia, y a posteriori no mostró arrepentimiento alguno, según denunciaron familiares y amigos de la víctima.

os hermanos de Alex le pidieron a Sánchez llamara a una ambulancia. Se negó y dijo que iba a llamar a la Policía. “Eso le pasa por robarme. Bien muerto está”, dijo Sánchez.

La Policía arrestó al estanciero. El caso quedó a cargo de la UFI N°1 de Cañuelas con la fiscal Norma Pippo y el secretario Pablo Ober. La causa de muerte, según los forenses, fue un shock hipovolémico originado por la explosión de un riñón a causa de la embestida, lo que explica el hematoma en el abdomen. Tenía una luxación de cadera, además de la fractura del cráneo. Las lesiones corresponden a un impacto de alta velocidad.

Según publicó el sitio Infocañuelas, el asesino de Alex es productor agropecuario y titular de una agencia de lotería en Ezeiza. Proviene de una familia dedicada desde hace décadas al comercio y a la actividad rural.

Su padre, Pablo Sánchez, era el propietario de una estación de servicio Shell que se hallaba sobre la Ruta 205, en medio de la zona urbana de Ezeiza. En simultáneo se dedicaba a la actividad agropecuaria en un campo ubicado sobre la Ruta 205, en el barrio El Taladro de Cañuelas. Sus hijos Diego y Rodolfo siguieron el mismo camino, dedicándose también al campo, específicamente a la cría de caballos.

En su establecimiento de Cañuelas -ubicado sobre una calle de tierra que desciende en El Taladro y se comunica con el Camino Panelo- Rodolfo Sánchez se dedica a la cría de caballos árabes y anglo-normandos. El año pasado incorporó algunos vacunos. Personalmente se dedica a hacer recorridos por el campo para controlar la hacienda.

“Lo conozco de vista, pero no tengo trato porque no es una persona que se comunique mucho con los colegas. Lo tenía como un tipo tranquilo y razonable. Esto que ha pasado es inexplicable y no tiene ningún tipo de justificación”, contó un productor de Cañuelas.

nota completa en https://www.infonews.com/alex/el-asesino-alex-puede-ser-condenado-perpetua-n338650