El costo de la construcción durante abril tuvo una variación del 4% mensual. Pero al realizar la comparación interanual, el alza de los materiales principales de este sector y el costo de la mano de obra aumentaron un 251%, varios puntos menos que la inflación general. A pesar de esta baja de precios en los materiales, la actividad no para de derrumbarse en un contexto con la obra pública paralizada.

Según determinó el Indec, en el acumulado de los primeros cuatro meses del año, el índice del costo de la construcción subió un 38,5%. En el análisis por ítem de obra para abril, respecto al mes anterior, se observan los mayores aumentos en “Yesería” (12,6%), “Movimiento de tierra” (11,6 %) y “Ascensores” (5,6 %), y los menores aumentos en “Instalación eléctrica” (2,1%), “Vidrios” (1,8%) y “Carpintería metálica y herrería” (-0,2%).

La caída de la actividad, según el último dato consolidado de marzo, fue del 14,2%, cuando en diciembre había sido del 9,6%, en enero del 10,3% y en febrero del 3,6%. “En el marco del fuerte ajuste en la obra pública, la actividad en este sector cayó 32,9% desde que asumió Milei. Estas tendencias también se verifican en el desempeño de la industria manufacturera”, indicaron desde el Centro de Investigaciones y Formación de la República Argentina (CIFRA – CTA). La Unión Obrera de la Construcción (UOCRA) alertó por la pérdida de 80.000 puestos de trabajo desde el 31 de diciembre.