La Provincia

Larroque: «Es muy peligroso tomar como premisa el humor social» ante el aislamiento

El ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque, advirtió hoy que es «muy peligroso tomar como premisa el humor social en este contexto» de crecimiento de contagios por coronavirus en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA), y consideró una «irresponsabilidad» que las decisiones se basen en el «hastío natural» de la sociedad frente al aislamiento.

En ese marco, el funcionario reiteró que se está atravesando “el peor momento” de la pandemia por el crecimiento de los contagios y advirtió que en el AMBA “se está entrando en una fase que muy pronto va a tener una saturación de camas” si la cantidad de pacientes continúa incrementándose a un ritmo acelerado.

En declaraciones a Radio 10, Larroque cuestionó algunas medidas adoptadas por el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires con el objetivo de flexibilizar la cuarentena, al remarcar que desde la administración de la provincia de Buenos Aires, encabezada por Axel Kicillof, creen que “es muy peligroso tomar como premisa el humor social en este contexto”.

“Es una irresponsabilidad que basemos las decisiones en el hastío natural que puede tener la gente por hacer la cuarentena”, afirmó el funcionario bonaerense y secretario general de La Cámpora.

En esa línea, el ministro de la provincia de Buenos Aires remarcó que “la realidad objetiva es que la cuarentena es el único mecanismo para evitar la circulación del virus”.

“Lo cierto es que estamos entrando (en el AMBA) en una fase que muy pronto vamos a tener una saturación de camas y eso es lo que siempre se pretendió evitar”, reconoció.

En tanto, planteó que “la única forma de no llegar a ese momento es parar un poco, como se hizo al principio, que fue hiper eficaz, ya que la ocupación de camas no solo viene por casos de contagios del virus sino también por otras enfermedades y, también, por otras cuestiones sanitarias producto de que hay más actividad”.

“El planteo viene siendo muy claro porque acá no hay ninguna especulación ni nadie apuesta a un escenario tremendista, sino que estamos frente al peor momento”, sentenció en referencia a los contagios en la ciudad de Buenos Aires, la provincia de Buenos Aires y también en el resto del país.

En ese sentido, Larroque sostuvo que “la Argentina está en el momento donde la curva de contagios está comenzando a ascender raudamente y acá se trata de salvar vidas, por lo que no hay margen para la política ni para la especulación, ya que existe una gran responsabilidad de funcionario público que es cuidar la vida de la gente”.

Sobre la relación del gobierno bonaerense con la administración de la ciudad de Buenos Aires que encabeza Horacio Rodríguez Larreta, el ministro señaló: “Venimos teniendo algunas discusiones, siempre en buenos términos y tratando de encontrar consensos, porque necesitamos tener iniciativas coordinadas en el área metropolitana”.

Respecto a la cuestión social en el marco de la crisis sanitaria y sus efectos económicos, Larroque destacó que “el Estado desde un principio se enfocó rápidamente en los más postergados y los que la habían pasado peor en los últimos cuatro años”, y remarcó que “hay una asistencia muy fuerte del Estado con un conjunto de mecanismo de contención y ayuda”.

A la hora de analizar el comportamiento de la gente ante la cuarentena: Larroque opinó: “Observamos mucha conciencia y responsabilidad, especialmente en los barrios donde los niveles de contagio son altos y donde apareció un brote”.

El ministro contó que, en la provincia de Buenos Aires, “hay cuatro barrios populares que padecieron brotes (Azul, Itatí, Cabezas y San Jorge), y están todos controlados, aunque no nos podemos relajar porque esta situación es minuto a minuto”.