Nacionales

Cuatro muertos por coronavirus en Argentina donde los infectados llegan a 2.443

Cuatro personas murieron hoy de coronavirus Covid-19 en Argentina, donde fueron confirmados 166 nuevos casos y los infectados suman 2.443, informó el Ministerio de Salud en una jornada donde el ministro Ginés González García, consideró que se tomaron las medidas «anticipadas y correctas» ante la pandemia.

En su reporte vespertino, la cartera sanitaria informó que del total de casos registrados desde el inicio de la pandemia, 833 (34,3%) son importados, 857 (35,2%) contactos estrechos de casos confirmados, 393 (15,2%) casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

En tanto, las cuatro muertes de hoy correspondieron a dos hombres, uno de 76 años residente en la Ciudad de Buenos Aires (CABA) y otro de 81 años, residente en la provincia de Buenos Aires; y dos mujeres, una de 78 años residente en la provincia de Córdoba y otra de 91 residente en la provincia de Buenos Aires, por lo que el total de fallecidos se elevó a 105.

El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García expresó que se tomaron las medidas «anticipadas y correctas» ante la pandemia de coronavirus y se ha reforzado «la capacidad productiva del país para tener recursos de forma masiva» para ser distribuidos entre todos los distritos.

«Todos tenemos que ir pensando en cómo salimos, teniendo la menor consecuencia posible y que sobre todo mantengamos el espíritu positivo. Venimos tomando las medidas anticipadas y correctas», dijo el funcionario nacional, quien expuso durante una videoconferencia con sus pares de las provincias.

En cuanto a las medidas de protección ante la pandemia, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof dispondrá a partir del lunes el uso obligatorio de tapabocas en todo el territorio bonaerense, informó hoy a Télam el jefe de Gabinete provincial, Carlos Bianco, quien precisó que abarcará «espacios públicos, espacios privados de acceso público, transporte público y autos particulares».

En tanto, en la Ciudad de Buenos Aires parroquias y capillas alojarán a adultos mayores de 70 años -uno de los principales grupos de riesgo para el coronavirus- en situación de calle o que vivan en casas donde se les dificulte el aislamiento social obligatorio o no tengan asistencia de familiares, en el marco de la pandemia de coronavirus Covid-19.

Por otra parte, hoy se observó muy poca circulación vehicular en los principales accesos a la Ciudad y un gran acatamiento de la cuarentena por parte de la ciudadanía a partir de un vuelo en helicóptero realizado por el Ejército Argentino sobre la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, del que participó Télam .

En las autopistas Panamericana, Buenos Aires-La Plata, Acceso Oeste, Camino del Buen Aire y General Paz, se notó un tránsito escaso en comparación con el habitual en horas del mediodía. En tanto, en el Puente Pueyrredón, Puente Alsina y Puente La Noria se divisó un mayor caudal vehicular, pero sin que se produjeran grandes demoras en el ingreso a Capital Federal.

En el marco de ensayos clínicos encarados para tratar la enfermedad, instituciones públicas y privadas de la Argentina brindarán a pacientes en estado crítico plasma de personas que se hayan recuperado de Covid-19 para probar si los anticuerpos que se generaron en un organismo pueden ayudar en el tratamiento de infecciones por SARS-COV-2 en curso.

En tanto, 326 argentinos regresaban hoy a Buenos Aires desde Perú y Ecuador con tres vuelos especiales, uno de una empresa privada y dos de la Fuerza Aérea Argentina, en el marco de la política de «corredores seguros» dispuesta por el Poder Ejecutivo y que están coordinados por la Cancillería.

En otro orden y según estimaciones del Fondo Monetario Internacional, la economía argentina tendrá una caída promedio de 5,7% del PBI en el 2020,a raíz de la pandemia del coronavirus y podría recuperarse 4,4% en 2021 si logra controlar el brote y recuperar el nivel de actividad económica en los últimos meses del corriente año.

En el plano internacional, los gobiernos de Argentina y Uruguay fueron los mejores calificados en América Latina por su gestión de la crisis durante la pandemia de coronavirus, que ha golpeado a la región con más de 68.000 contagios y 2.800 muertes, mientras que Venezuela, México y Brasil estaban a la cola por su reacción tardía, según una encuesta publicada por Ipsos.

En tanto, en Estados Unidos con el sistema de salud colapsado y en plena pulseada con el gobierno federal, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció hoy que el estado más afectado de ese país alcanzó el «pico» de la pandemia, con más de 10.000 muertos y cerca de 196.000 contagiados, mientras que el presidente Donald Trump, anunció que su gobierno dejará de aportar su cuota a la Organización Mundial de la Salid (OMS) por considerar que su gestión en el inicio de la pandemia de coronavirus fue «desastrosa» y ayudó a «encubrir» el brote inicial en China.

Los gobernadores de los estados brasileños Río de Janeiro y Pará, Wilson Witzel y Helder Barbalho, informaron hoy que dieron positivo de coronavirus, mientras la cantidad de casos confirmados en Brasil superó los 25.000 y la de muertos por la enfermedad sobrepasó los 1.500, según datos oficiales.

Un panorama sobrecogedor persistía en la ciudad ecuatoriana de Guayaquil – corazón económico del país y la ciudad que concentra la gran mayoría de los casos y muertos por coronavirus- donde cientos de familias esperan entre dos semanas y 17 días para poder enterrar a sus seres queridos, en medio de una crisis sanitaria generada por la profundización del brote.

En Gran Bretaña, el gobierno informó que otros 778 pacientes murieron en las últimas 24 horas a causa del coronavirus, llevando el número a 12.107 fallecidos, según confirmó el Departamento de Salud (DoH), lo que evidencia un salto consecutivo en las últimas 72 horas, luego del registrado ayer que fue de 717 fallecidos y 737 el domingo.

En tanto, en Italia 602 personas murieron con coronavirus en las últimas 24 horas, mientras se inició la nueva fase de la cuarentena que durará hasta principios de mayo, y en la que el gobierno prepara algunas acciones para poder garantizar la apertura de playas en el verano.

Por su parte, España cumplió hoy un mes bajo confinamiento por la emergencia sanitaria recuperado parcialmente su actividad económica, un paso que el gobierno del presidente Pedro Sánchez valoró de forma «positiva», mientras el brote continuaba en retroceso en el país.