Nacionales

Acuerdo político permitirá las sesiones virtuales de Diputados mientras perdure la pandemia

Los bloques parlamentarios aprobaron por unanimidad hoy en la comisión de Modernización de la Cámara de Diputados el protocolo de trabajo remoto del cuerpo legislativo, lo que allana el camino para realizar las sesiones virtuales o mixtas mientras persistan las restricciones por el aislamiento social y obligatorio dispuesto por la pandemia de coronavirus.

Ese acuerdo es clave para que mañana el presidente de la cámara, Sergio Massa, y los jefes de las bancadas, en la reunión de Labor Parlamentaria, puedan avanzar en el diseño de la primera sesión virtual o mixta que protagonizará el Congreso a lo largo de su historia.

El temario que se abordará en esa primera deliberación remota contemplará proyectos de exención del impuesto a las ganancias para los trabajadores esenciales, un programa de capacitación para el personal de salud, así como el boleto gratuito para los empleados del sector.

En una extensa reunión virtual de la comisión de Modernización que se prolongó por casi más de cuatro horas, el Frente de Todos, Juntos por el Cambio, el Interbloque Federal y el Interbloque Federal para el Desarrollo pudieron enhebrar un consenso sobre el mecanismo para las deliberaciones del cuerpo.

Tras el consenso en Modernización, esta noche la comisión de Peticiones, Poderes y Reglamento -que conduce Mayda Cresto- plasmó en un despacho de comisión este acuerdo para que las comisiones y las sesiones se puedan concretar en forma remota en el plazo que persistan las restricciones por la epidemia del covid-19.

Uno de los puntos centrales del protocolo es que deberá ser avalado por los presidentes de bloque que forman parte de la reunión de la Labor Parlamentaria y votado como primer punto del temario que se abordará en esa sesión, con el respaldo de los tres cuartos de los legisladores.

En ese sentido establece que mientras dure la pandemia dichas sesiones se realizarán a través de una plataforma telemática, aunque en Labor Parlamentaria se definirá la cantidad de diputados que se encuentren en el recinto de sesiones, teniendo en cuenta las recomendaciones sanitarias del servicio médico del cuerpo.

Determina que ese sistema estará vigente desde su fecha de aprobación mientras dure el aislamiento social, preventivo y obligatorio en todo o en parte del territorio nacional, por períodos de 30 días prorrogables, que serán refrendados por consenso de la Comisión de Labor Parlamentaria.

Establece que para ingresar a la sesión telemática, los diputados o diputadas lo tendrán que hacer a través del link recinto.hcdn.gob.ar, utilizando su usuario y contraseña institucional para realizar la primera verificación de identidad, luego se hará una segunda verificación de identidad con una revisión biométrica instantánea validada con el Registro Nacional de las Personas (ReNaPer).

Determina que a los fines de computar el quórum, los diputados deberán estar presentes en la plataforma telemática y con la cámara de video encendida para que su presencia sea computada, y una vez reunido los 129 legisladores, el Presidente declarará abierta la sesión, con las formalidades del caso.

La votación se hará por la plataforma y una vez finalizada, las autoridades de la Cámara darán lectura de los nombres y apellidos de los/as diputados/as que hayan votado en forma afirmativa. La Dirección de Sistemas Electrónicos se encargará de verificar la emisión de los votos.

En la discusión de la comisión de Modernización, la diputada Daniela Vilar, del Frente de Todos, aclaró que «no estamos modificando el reglamento, ni estamos generando un protocolo para sesiones mixtas, estamos trabajando protocolo de funcionamiento parlamentario remoto: no tocamos lo reglamentario ni tampoco podemos regular un tema mixto, no es el objetivo de esta comisión, sino que es regular el funcionamiento parlamentario remoto».

A su turno, la diputada de Consenso Federal, Graciela Camaño, coincidió que «no estamos modificando el reglamento» sino que «estamos proponiendo una metodología para esta etapa, pero no estamos interpretando para siempre la fuerza mayor».

Desde el PRO, Pablo Tonelli, propuso incorporar al protocolo que se exceptúe de tratar en este tipo de sesiones virtuales una reforma judicial, leyes electorales entre otras, aunque la propia Camaño aclaró que no era prudente esa incorporación en este caso.

Por ese mismo espacio, Dolores Martínez y Silvia Lospenatto plantearon la necesidad de realizar, previo a una sesión remota, un simulacro ya que consideraron que «a veces con lo técnico no alcanza».